El portal Molod de jvenes - la marca de fbrica  
La entrada en el gabinete personal
 
El business con la persona pobre

La capital siempre tena fama por la cantidad enorme de los mendigos y los pedigeos. En las calles, en los trnsitos y en el metropolitano omos las hablas lastimosas “hristaradnikov”. Les damos dinero, sin sospechar que financiamos las estructuras criminales. Sobre la parte inferior del iceberg de este business sucio a m han contado los milicianos conocidos, que han deseado quedarse annimo. Despus de que he decidido comprobar algunos hechos de los relatos en realidad.

La capital siempre tena fama por la cantidad enorme de los mendigos y los pedigeos. En las calles, en los trnsitos y en el metropolitano omos las hablas lastimosas “hristaradnikov”. Les damos dinero, sin sospechar que financiamos las estructuras criminales. Sobre la parte inferior del iceberg de este business sucio a m han contado los milicianos conocidos, que han deseado quedarse annimo. Despus de que he decidido comprobar algunos hechos de los relatos en realidad.

Cada "pedigeo" pertenece a uno u otro grupo criminal. De las estructuras que se ocupan de la organizacin de "la pordiosera" distinguen tres bsicos: gitano, tayiko y azerbayano. Entre todos los competidores enumerados el territorio hace mucho es dividido los atentados a la conquista especialmente las casas de trueno no surge. Los lugares del trabajo son unidos por un indicio – la acumulacin de masas de las personas y respectivamente dinero. Por fuerza de la psicologa sentimental de los invitados de la capital especialmente se consideran en algunas partes beneficioso las estaciones. As como el business semejante prospera activamente en los trenes elctricos suburbanos, en el metropolitano y en las calles animadas. Como regla, el mendigo en un lugar no trabaja mucho tiempo. El cambio de los cuadros es precisamente arreglado por "el servicio del personal”. Est claro: las personas recuerdan al mendigo y dan menos de dinero. En un de la capital el trnsito del metropolitano estaba tal, que tiene necesidad de dinero en la operacin del corazn. Ha estado l all la semana dos, luego ha desaparecido. Despus de m lo ha conocido al otro lado de la ciudad todo con la misma tableta y la caja que ha quedado en la memoria para dinero. Los mendigos, siendo el instrumento en las manos de los criminales, las personas forzado y condenado en la esclavitud vitalicia. Por propio deseo el pedigeo profesional no puede cambiar el lugar del trabajo o irse del amo. Toda la actividad de los mendigos as llamados es abastecida del control intensivo. Los ingresos del amo del pedigeo no esconden por dos causas. En primero, sobre cada pedigeos hay “supervayzer”. l puede es astuto comprobar la veracidad del beneficio, habiendo puesto diez rublos, preliminarmente habiendo anotado el nmero del billete de banco. Si falso dinero al atardecer no result – el castigo y la multa. En segundo, cada trabajador del atrio es fijada una cierta norma de la ganancia en un da. “Hristaradniki” aspiran a alcanzar este ndice para que despus del da de trabajo recibir el estmulo en forma del aguardiente y el pedazo de pan.

2 r0b0ts

Algunos "amos" se burlan cruelmente sobre los mendigos, cerca de que a finales del cambio la caja se encontraba incompleta o vaco. En este caso para corregir la situacin por los ndices bajos econmicos, pueden hacer por el invlido. Entonces el tipo ser zhalostlivey, y darn es ms grandes. Me consigui aclarar que pasa, cuando el da de trabajo del pedigeo acaba. Para esto he seguido los chicuelos sucios, que pedan dinero a la vida difcil de hurfano en los coches del metropolitano. Y despus, todo en la misma metropolitana, he tomado la huella por la mujer que se ha quedado sin techo despus del incendio. En dos horas despus de la persecucin imperceptible he visto a los hurfanos cerca de la consigna en la estacin. Es evidente el paquete con dinero, puesto en la clula esperaba al destinatario verdadero. Y la mujer-vctima de un incendio, habiendo salido del subterrneo en seguida las aldeas en coche extranjero caro. Es evidente, all ha dado la ganancia. Aqu ellos que tienen necesidad, el resultado a la persona.

Los mendigos que ayudan los bandidos enriquecer, las personas de las edades ms diferentes. Todos ellos como regla de otras ciudades. Unos se hacan los participantes de este business a la fuerza, porque no es posible pordiosear solo. He aqu otros cuadros, hablando ms exactamente los invlidos, al trabajo han atrado los contratistas especiales que se ocupan de la compra de los mutilados. Por los mercados para los esclavistas se hacen los refugios y las casas de los invlidos. Como afirman algunas peras, el coste de la mercanca viva se conmueve de 300 hasta 800 dlares. De las familias desfavorables o de los padres de los alcohlicos los nios caen en las manos criminales en general gratis.

Hablaremos sobre la clasificacin de los pedigeos de Mosc.

Los veteranos-invlidos. Son puestos en el camuflaje, se mueven sobre los cochecitos, como regla, con que acompaa. Los ingresos traen alto. Y bien, como no dar al veterano de Chechenia o Afganistn. “Lipovost” de este grupo de los trabajadores no es difcil demostrar. Bastante preguntar ellos donde combatan y en que ejrcito. A las preguntas semejantes comienzan a embrollarse e irse de la respuesta. Durante VDV y otras fiestas militares los veteranos falsos descansan. Temen la atencin de los veteranos presentes. A propsito, que tienen unas organizaciones especiales que apoyan los invlidos de las operaciones militares.

Nuestras Seoras con los nios. Las Madres solteras que cobran dinero bajo las tabletas diferentes en la mayora de los casos las madres no son. A los nios alquilan, preliminarmente habiendo dado de comer fenazipanom para que duerma, y no gritaban a todo el trnsito. La incorporacin del nio en la pordiosera desde los aos tempranos - la infraccin de la ley. Pero en nuestro metropolitano hay por alguna razn "de Kursk", ”paveletskie”, y las Nuestras Seora "de Komsomol".

Los padres. Los actores hbilmente cambiados de traje que recogen las donaciones a la reparacin de cualquier templo de los alrededores de Mosc. Ni una oracin no saben, se bautizan a la izquierda al derecho, apretando en seguida cinco dedos. Aunque hay unos clrigos presentes. Sus huchas son selladas, y la barba presente. Debe notar que la iglesia ortodoxa rusa y el patriarca el Alexei Segundo de Mosc ya hace mucho han prohibido las exacciones semejantes fuera de las paredes de los templos. Las Abuelas-viejecitas. La pensin en el tiempo presente de poco valor exige el aumento. Las abuelas habitan en todas partes. Piden en hlebushek las tabletas mismas, lastimosas no usan. De todo acusan a Eltsin. Los que guardan cerca de los quioscos, se portan es insolente, y si dais menos de rublo, contarn por la humillacin. En comparacin con ms arriba por pedigeos enumerados, ganan menos.

Con los cuadrpedos. La piedad a los hermanos por nuestro menor se es dormida, cuando comprendes que la recogida de los medios ir no al forraje por el animal, y al bolsillo humano. Alguna vez los perillos obligatoriamente hambrientos mordern a los amos. ltimamente los propietarios de los animales han capturado el centro de la capital, donde sus Bolitas estn activamente a cinco arshines.

Askeri (de angl. "Preguntar"). Bastante decente, pero la juventud perezosa. Kuchkueyutsya cerca de las estaciones de metro, recogiendo a la cerveza bajo los pretextos diferentes. En general dinero dispara las muchachas, usando las metodologas nicas sobre los hombres. De cuando en cuando "miran" y los revisores de los mendigos profesionales, rodean “askerov” del tributo.

El comentario del especialista

- Por qu damos? Sin darse cuenta la mayora de las personas aspira para que los circunstantes estimen positivamente su conducta. La manifestacin otzivchivosti y la bondad se queda raramente completamente desapercibido: ya que por lo menos aquella persona, a que habis dado, por la palabra o la mirada le agradecer. La segunda categora de las personas da limosna la limosna sinceramente. Simplemente porque de esto exigen el sentimiento, que la persona prueba a la vista de la ropa rota sobre el nio o la viejecita que est arrodillada. Que influencia presta la pordiosera a la sociedad? Pienso, no grande. Hay muchas otras situaciones, cuando de nosotros son necesarios la compasin y otzivchivost, pero no los manifestamos - las unidades son capaces, por ejemplo, de tomar de la educacin del nio vagabundo o dar la parte de dinero a la decisin de este problema.

De sin manos Pablo.

Las publicaciones populares

 La tecnologa de "la Furgoneta"

 Como tejer las corbatas

 Como componer el currculum vitae

 El rgimen japons

 Su "envoltura" o la imagen del hombre

 El recin graduado: cmo ventajosamente venderse?

 "Gris" mobili

La fuente Molod
La publicacin el 30 de mayo 2011
La ltima renovacin el 31 de mayo 2011
La discusin: el Business con la persona pobre

La participacin en este proyecto!
SOBRE Molod... Los contactos La instalacin de la publicidad Nuestros Amigos La Informacin jurdica Los esponsores